El Maestro Fide más joven del país ganó nueva medalla de oro

***Alberto Javier Salazar Cabezas es estudiante de Economía Empresarial en UAM y recientemente obtuvo medalla de oro como Mejor 3er Tablero 2020.

 

Alberto Salazar_ ajedrecista_ UAM

Alberto Javier Salazar Cabezas tiene 18 años de edad y casi la mitad de su vida la ha dedicado al ajedrez, disciplina que, más que su pasión, la define como un estilo de vida que le ha dado grandes satisfacciones e importantes títulos, el más reciente: Mejor Tercer Tablero 2020 en el Campeonato Nacional por Equipos.

 

Este estudiante de primer año de Economía Empresarial en la Universidad Americana, UAM, obtuvo esta victoria a finales de octubre, tras un mes de continuos enfrentamientos y ganar siete partidas, empatar dos y perder solo una.  La obtuvo frente al maestro nacional Jorge Luis Picado, también profesor de UAM y miembro de la Selección Nacional.

“Las partidas fueron muy duras, pero solo perdí una”, enfatiza orgulloso de uno más de sus logros como ajedrecista. Esta nueva medalla de oro se suma a su colección conformada por más de treinta, entre oro, plata y bronce.

Jugador nato

 

Alberto Salazar_ ajedrecista_ UAMTenía solo 13 años cuando el nombre de Alberto Javier Salazar empezó a figurar en los titulares de las noticias deportivas como un adolescente destacado del ajedrez. En aquel momento se había convertido en el Maestro Fide más joven en alcanzar ese título en Nicaragua durante el Campeonato Panamericano Escolar U13 2015 llevado a cabo en Costa Rica y desde entonces el oro no ha faltado de su medallero.

 

Además: UAM fue sede de la XV Edición del Torneo Navideño de Ajedrez “Dr. Clemente Guido”

 

Desde que inició de lleno en este deporte, no hay un día que no se siente frente a su tablero. Su horario está debidamente adecuado para cumplir con sus responsabilidades académicas y dedicar, como mínimo, dos horas al día al ajedrez. Estudia por internet, practica y repasa sus propias partidas, para superarse a sí mismo en cada nueva competencia. Alberto Salazar_ ajedrecista_ UAM

“El ajedrez forma parte de mí. No sé qué sería de mí sin el ajedrez”, confiesa.

Salazar se describe como un jugador intuitivo, calmado, que sabe controlar sus emociones. Confiesa que enfrentar las derrotas es una de los aspectos que más les cuesta sobrellevar en este deporte.

 

Colección de triunfos

 

Alberto Salazar_ ajedrecista_ UAM

En ocho años de trayectoria como ajedrecista ha conquistado importantes logros como coronarse Campeón Nacional de Fenica 2019, un evento patrocinado por UAM; y la victoria ante el Maestro Internacional Carlos Dávila, en 2016.

 

Lee: UAM se proclama campeona del Torneo Universitario de voleibol masculino

 

Una de las partidas que ha marcado su carrera en el ajedrez fue en ese mismo año, cuando se enfrentó a uno de los jugadores más reconocidos en la historia de Nicaragua y miembro del salón de la Fama del Deporte Nicaragüense, el Maestro Fide Martin Guevara, rector de UAM. El resultado final de la contienda fue empate.

 

También ha dejado en alto el nombre de Nicaragua a nivel centroamericano. En el 2019 ganó medalla de oro Alberto Salazar_ ajedrecista_ UAMrepresentando al país en los juegos Codicader- Panamá 2015. En el 2014 viajó a Guatemala y Costa Rica.

“Lo que más me gusta del ajedrez es que puedo enfocarme en batallas estratégicas en las que yo puedo demostrar mis conocimientos. El ajedrez ha tenido varios beneficios en mi vida, ha influenciado de una forma positiva mi crecimiento y mi madurez”, comparte.

Salazar asegura que el aprendizaje desarrollado a través del ajedrez también ha influido en lograr una mayor concentración para entender sus clases y mejorar su memoria de manera progresiva.

 

Futuro Maestro Internacional

 

Alberto Salazar_ ajedrecista_ UAMActualmente, el principal enfoque de Alberto es su carrera profesional que inició este año en UAM, pero sus sueños como ajedrecista no se detienen. Su próxima meta como jugador es clasificar para las Olimpiadas y estar entre los cinco mejores. Para esta meta ya se está preparando.

 

Alberto Salazar piensa seguir jugando con el corazón y aprendiendo arduamente de manera que en cinco años pueda alcanzar el título de Maestro Internacional, “no será fácil, pero voy a esforzarme hasta lograrlo”, finaliza.

 

 

 

 

Facebook Comments